Categoría: Gobierno Electrónico y Gobernanza de Internet

CiberculturasGobierno Electrónico y Gobernanza de InternetNuevos MediosPeriodismoPolítica 2.0

Periodismo integrado: Hack Electoral en tiempo real

Las recientes elecciones sirvieron como excusa para poner en marcha una experiencia inédita denominada Hack Electoral. Periodistas y programadores se unieron para generar un entorno web de análisis político que intentó ilustrar en tiempo real –y a partir de datos oficiales- los resultados del escrutinio provisorio del 23 de octubre, facilitando diversos planos de análisis. Read More

Scridb filter
Gobierno Electrónico y Gobernanza de Internet

"gob.ar" algo más que una letra



A partir de agosto, los sitios oficiales del gobierno argentino usarán para su web la extensión gob.ar en su nombre de dominio, a diferencia de la .gov utilzada por la comunidad internacional donde el inglés es la lengua dominante, la terminación gov.ar (por goverment).

El primer organismo oficial de la Argentina en modificarlo y utilizarlo es la la ANSES, que busca “atender la demanda idiomática de nuestra lengua oficial”. Por decisión del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, a través de NIC Argentina, administrador de los nombres de dominio para el país, se incorporará gob.ar como subdominio para todos los sitios del gobierno nacional, como ya lo hizo ANSES.

La decisión de renombrar a los sitios de gobierno es para facilitar el acceso a los mismos, pudiendo inscribir los nombres de dominio según las reglas del idioma español e incorporando caracteres multilingües como la letra eñe, diéresis y acentos.

Así, queda establecido el nombre de dominio gob.ar (por gobierno) para la Argentina y para la comunidad internacional, donde el inglés es la lengua dominante, la terminación gov.ar (por goverment).

El Director Ejecutivo del organismo, Amado Boudou, expresó que “cerca de 100 mil argentinos acceden diariamente al portal de ANSES para realizar consultas y trámites on line, como gestionar una pensión derivada, sacar turno para iniciar una jubilación, obtener la constancia de CUIL, optar por el régimen de reparto, entre otros”.

*63.165.532 trámites y consultas se efectuaron durante 2007
*809.106 personas se jubilaron por Internet
*77.145 pensionados realizaron su trámite por esta vía

Mensualmente:
*1.817.694 imprimen su constancia de CUIL
*576.509 consultan su obra social
*72.664 personas solicitan turnos

Más info

Scridb filter
Contenidos de CátedraGobierno Electrónico y Gobernanza de Internet

Ampliando la mirada

En estas dos primeras clases teóricas nos hemos aproximado al mundo de las Nuevas Tecnologías como un fenómeno transversal que cambió definitivamente la forma de ver, concebir y organizar el mundo.

En la Clase I, presentamos al código binario, las profundas innovaciones que introdujo y el cambio de paradigma que plantea la Comunicación Digital.

En la Clase II, observamos ese mismo fenómeno desde la perspectiva del proceso que llevó a la humanidad al desarrollo de estas tecnologías y su posterior uso como herramienta global de comunicación y gestión de la información y el conocimiento.
Avanzamos también a una rápida mirada sobre la organización misma de internet: la gobernanza de internet y su distribución en el mundo.

Scridb filter
CiberculturasGobierno Electrónico y Gobernanza de Internet

¿Es democrática Internet?

Se dice que Internet ‘es’. Es algo sobre el que se construyen cosas, diarios, comercios, portales educativos, sitios del gobierno. Allí se vive, se trabaja, se educa, se compra y vende. Tiene una naturaleza propia, y nació libre de toda regulación. Allí nadie sabe que somos un perro.Se dice que Internet es ‘intrínsecamente’ democrática. Con ella (o en ella) todo lo podremos. Todo es cierto por el hecho de estar en un sitio en la red. Cara visible de lo moderno, garantía de veracidad, transparencia, autenticidad. ‘Lo pueden ver en Internet’, repiten muy seguros de si mismos políticos, funcionarios públicos y empresarios. Se dice que nos enfrentamos a una revolución del ‘control’. Tendencias como la personalización, la descentralización, y el desintermediación nos permitirán controlar noticias y entretenimientos, la forma de aprender y trabajar, con quienes nos relacionamos, la forma de distribuir los bienes y de alcanzar los resultados políticos deseados. Las jerarquías desaparecen. El poder regresa a los usuarios finales. En poco tiempo la revolución del control iluminará a los individuos y fortalecerá la democracia.Por el contrario, estas afirmaciones constituyen un mito. Nada en Internet fue librado al azar. Internet no tiene ‘una’ naturaleza, sino diversas y distintas naturalezas. Internet no ‘es’, sino que ‘se hace’. Internet no es insegura; sólo sucede que originalmente no fue diseñada para lo que hoy se le exige. Internet no es más que pura regulación. Y, frente a lo que muchos políticos, funcionarios y empresarios afirman, la presencia en Internet no es garantía de veracidad ni de transparencia. Gobiernos eficaces, eficientes y transparentes no se obtienen por estar en Internet. La tecnología ayuda, pero viene al final. Los procesos deben ser rediseñados especialmente para ello, y la transparencia depende de la voluntad política. Sin esto, solo informatizaremos la ineficiencia y la corrupción.El contacto cara a cara con amigos, vecinos, libros, profesores, compañeros de trabajo y conciudadanos contribuyen a nuestra formación como personas. La tecnología no nos debe alejar de ello. Pero nada nos aporta el cara a cara y las horas de cola que los gobiernos nos obligan a realizar frente a mostradores, oficinas, hospitales y juzgados. Mucho menos aporta un sistema educativo que no contempla la posibilidad de utilizar la tecnología para terminar el colegio secundario, salvo que uno tenga más de 18 años. La libertad inmaculada no existe en Internet. Solo existe lo que algunos (o muchos) quieren que exista. China es un ejemplo de control absoluto sobre lo que se ofrece y se puede ver. A nuestro lado, mientras nuestros hijos chatean y tratan de bucear en solitario y sin orientación sitios para hacer la tarea escolar, aparecen avisos publicitarios y páginas pornográficas. No los veo interactuando con portales educativos. Pero recurrentemente aparece el sitio ‘rincondelvago.com‘. El nombre lo dice todo. Concluyo que Internet no es democrática per se. El impacto social y político de esta tecnología depende enteramente de cómo la diseñemos, y cómo la utilicemos. Estamos en medio de una revolución tecnológica que tiene mucho de bueno, pero que requiere de actores que participen de su diseño y construcción, y no solo de meros espectadores. Poco estamos haciendo los argentinos para su diseño. Los gobiernos tienen un rol fundamental en este proceso, sin embargo no existe una política digital integral a nivel nacional, y muy pocas a nivel provincial o local. Gobierno electrónico, inclusión digital y el desarrollo de una economía basada en el conocimiento deberían ser los ejes de estas políticas, sustentadas en un marco legal coherente y una adecuada infraestructura.En cuanto a su utilización, debemos actuar con cautela. La prensa generalmente utiliza términos épicos o exagerados. Grandes hazañas (la herramienta más importante desde la invención de la imprenta) o gran histeria (ciberpornografía, ciberterroristas). Aunque pueda alterar nuestras vidas, la red no conducirá a la salvación ni a la condena de la raza humana. La libertad sin obligaciones no es libertad, o por lo menos no es una libertad democrática. Debemos vigilar la protección de nuestro derecho a la libertad de expresión, a la privacidad y la protección como consumidores. Pero estamos equivocados si creemos que ello dependerá solamente de la lucha contra la regulación estatal. Dependerá también de la conducta individual y colectiva de los ciudadanos. La libertad de expresión y la democracia en general pueden prosperar en la era del Internet. Pero ello será así únicamente si cada uno de nosotros realiza los sacrificios necesarios. Si tenemos éxito, podemos entonces contestar a la pregunta ‘¿Es democrática Internet?’, diciendo: ‘Sí, pero solamente porque la hicimos de esa manera’.

Mauricio Devoto (), publicado en El Cronista

Scridb filter