Al abortar “Hay un acto delictivo”

Así se refirió el padre Andrés Raúl del Campo, sacerdote de la parroquia San Miguel de Posadas, durante la entrevista, cuando se le consultó sobre la posición de la iglesia católica respecto al proyecto de despenalización del aborto.

 

El catolicismo está en contra del aborto, su postura es firme, “la vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida”. La cooperación formal a un aborto constituye una falta grave, que la Iglesia sanciona con la pena canónica de excomunión, que es la exclusión de una persona católica de su comunidad religiosa y de la posibilidad de recibir los sacramentos.

Para los católicos, los defensores del aborto han procurado cubrir su naturaleza “criminal” mediante terminologías como “interrupción voluntaria del embarazo” o bajo conceptos como “derecho a decidir” o “derecho a la salud reproductiva”. Para ellos,  ninguna de estas expresiones puede ocultar el hecho de que “el aborto es un infanticidio”.

La Iglesia Católica siempre ha condenado el aborto por tratarse del “homicidio directo de una persona inocente”, y en su firme postura, reitera que “el aborto nunca es una solución” y advirtieron que “una decisión legislativa que favoreciera la despenalización del aborto tendría consecuencias jurídicas, culturales y éticas”.

Autor: Facundo Encina

Colaboración: Nadia Maximowicz

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *