Argentina lidera el ranking de obesidad infantil en Latinoamérica

Según la FAO, el 9,9% de los niños menores de cinco años padecen obesidad en nuestro país.

Durante mucho tiempo, la principal preocupación sobre la alimentación infantil residía en la cantidad de chicos que no lograban ingerir los nutrientes necesarios para crecer en óptimas condiciones. En ese sentido, la desnutrición siempre fue el problema a resolver. Sin embargo, en los últimos años surgió otro flagelo que empezó a inquietar a los especialistas: la obesidad infantil.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) elaboró un informe donde Argentina encabeza el ranking regional. Según el documento, el 9,9% de los niños menores de cinco años padecen obesidad en nuestro país. Además, Perú con 9,8%, y Chile con 9,5% completan el triste podio.

La enfermedad tiene consecuencias físicas y psicológicas que generan más complicaciones, como diabetes y anorexia. Por eso, aumentó la tasa de mortalidad vinculada a la obesidad. En el informe sobre el Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe, la FAO subrayó que “la obesidad está matando a más personas que el narcotráfico, el crimen, la violencia y los conflictos en nuestra región”.

¿Por qué aumentó la obesidad infantil?

“El aumento de la obesidad de los niños se da al mismo tiempo donde hay desnutrición en nuestro país. La obesidad se fue incrementando, no sólo por la mala alimentación sino también, por el aumento del sedentarismo. Los niños están más tiempo mirando la TV y disminuyen el tiempo de actividades al aire libre”, explicó la Licenciada en Nutrición Luisina Tuzinkiewicz (M.P.197).

“Para saber que un niño tiene sobrepeso y obesidad, aparte del examen clínico, nos manejamos con guías para la población infantil. Nos manejamos por percentiles, es la relación que se da entre el peso del niño y la talla. Una relación mayor a 85 tiene sobrepeso y mayor a 97 tiene obesidad”, añadió la profesional.

Con respecto a las medidas que tomaron los gobiernos nacionales comentó que “se presentaron propuestas pero muchas no fueron reglamentadas. Existe un proyecto sobre ‘quiosco saludables’ pero no lo están llevando a cabo las escuelas. También se busca que se realice educación alimentaria en las escuelas para que los niños adquieran hábitos saludables a temprana edad. Se buscó realizar un programa para la prevención del sobrepeso y la obesidad pero no llegó a cumplirse”.

Sin embargo, resaltó que “se pudo establecer como ley disminuir el agregado de sal en distintas preparaciones. Se ofrecen en los restaurantes menús que no tienen sal y eso favorece a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Otra de las reglamentaciones que se hicieron fue disminuir el contenido de grasas trans en productos elaborados”.

¿Qué podemos hacer para combatirla?

“Combatir o prevenir la obesidad, inclusive tratarla, no es sólo un trabajo que debemos hacer a nivel individual con el niño ni tampoco solamente en las instituciones de salud.  Tenemos que ir trabajando desde pequeño. Los padres son los responsables de dar el ejemplo. Los niños comen lo que nosotros les ofrecemos. Debemos incentivar el consumo de agua, de frutas y de vegetales. Si el niño ve que los padres no desayunan, es probable que cuando crezca no desayune. En la práctica clínica está bueno hacerlo partícipe al niño de lo que es el cambio en su estilo de vida, ayudándolo a entender por qué necesita alimentarse bien”, subrayó Tuzinkiewicz.

En el final, la nutricionista añadió que “podemos hacer que incorporen colaciones saludables que van más allá de las frutas. Alimentos que sean placenteros además de sanos”.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *