Aborto legal: para la Iglesia es un atentado a la vida

Apostar a la educación sexual, el acompañamiento psicológico y programas sociales para mujeres embarazadas en estado de vulnerabilidad, son algunas de las propuestas de las propuestas de la intitución catótica como alternativas al aborto.

La interrupción voluntaria y directa de un embarazo “es un acto negativo ilícito” no solo desde la religión, sino también penal y socialmente. Asi lo afirmó el sacerdote Alonso Freiberger, representante de la Iglesia Católica en la mesa “Juntos por la Vida” en el debate acerca de la despenalización y legalización del aborto.

La Iglesia propone son apostar a una educación “no solamente sexual sino una relación que mire a descubrir la dignidad y el valor del otro”, el acompañamiento terapéutico psicológico en los hospitales y CAPS, y programas sociales para mujeres embarazadas en estado de vulnerabilidad, como los que se llevan adelante en Cáritas o GraVida.

La Iglesia “va a mantener su postura como en otros países donde ya fue sancionada la ley”: acompañar a las mujeres embarazadas, seguir apostando a la vida “manifestando que es un derecho para todos”.

¿Hay vida desde la concepción?

“Ya existe vida desde la concepción. Desde el momento en que el óvulo y el espermatozoide están unidos hay una vida, sino no, no se entendería que después de nueve meses nazca una criatura” manifestó el presbítero Alberto Barros, de la Iglesia Sagrada Familia.

Además, habló de una “postura ideológica” sin fundamentos científicos de quienes plantean que esa unión no es una persona, sino células; y señaló que son “argumentos forzados”.

Alberto Barros: “Hay mucho de lo ideológico cuando dicen que hay presión de la Iglesia”

Por otra parte, se refirió el estar en contra del aborto como una cuestión meramente humana.  Comentó sobre charlas que tuvo con personas ateas y con otras que si bien creen en Dios, pero prefieren mantenerse al margen de la religión, quienes estuvieron manifestando su postura “No es que la Iglesia organiza las marchas sobre las dos vidas, o que esté presionando o queriendo imponer como muchos lo quieren hacer ver” añadió

Alberto Barros: La solución es buscar que el aborto no suceda

La Iglesia cuestionada por su postura “ a favor de las dos vidas“, pensada como una institución que busca imponer su ideología, no siempre es escuchada. El sacerdote de la Iglesia Sagrada Familia argumentó estar a favor de la dos vidas pero también de la despenalización de la mujer (no culpabilizar a la mujer por realizarse un aborto), argumentando que llegar a la situación del aborto se da, muchas veces por situaciones límites de extrema desesperación y tristeza, que los que deberían ir presos, en todo caso, deberían ser las instituciones clandestinas. Y que la solución no es seguir manteniendo el aborto ilegal sino no defender ningún aborto. Acompañar a la mujer, al hombre, al niño en situaciones difíciles y siempre buscar que toda vida sea cuidada desde el inicio hasta su muerte natural.

Habló del aborto ilegal como un negocio “por ahí hay personas que creen con sinceridad el hecho de que es un derecho de la mujer despenalizar la ley por ahí está mal planteado y equivocado pero hay gente que busca y plantea con sinceridad , pero al mismo tiempo hay detrás de todo ésto un montón de intereses económicos, políticos que pesan mucho” argumentó

Como así también las diferentes alternativas y propuestas a apostar como la educación sexual en las escuelas, mejorar las leyes de adopción que en la Argentina no se estarían implementando correctamente. Alternativas que servirían para no tener que llegar a esa situación extrema como el aborto dejando secuelas irreparables en la mujer.

Redacción: Pilar Da Silva y Martín Zárate. 
Corrección: Andrés Meza, Mariano Duarte, Paola Talavera, Laura Cabral. 
Producción de vídeo: Maximiliano Ortigoza y Martín Zárate. 
Edición de vídeo: Maximiliano Ortigoza.
Entrevistas: Da Silva, Pilar; Ortigoza Maximiliano y Zárate Martín.
Edición de audios: Da Silva Pilar y Zárate Martín.

One thought on “Aborto legal: para la Iglesia es un atentado a la vida

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *