El arte de ser otro

Cosplay, se hace usando todo tipos de instrumentos  como ser  pinturas, pelucas, vestimentas,  maquillajes  y todo tipo de accesorios  que los pueda hacer ver lo más similar posible al personaje elegido.

Para hacer cosplay se elige un personaje y empieza su proceso creativo. Los trajes los hacen ellos mismos, siempre y cuando puedan, sino se lo encargan a una modista y si hay algún accesorio que no se puede comprar, lo hacen manualmente. Con respecto al maquillaje,  antes de ejecutarlo, el rostro debe estar completamente limpio, y en el caso de los hombres también y bien afeitados, si el personaje lo requiere.  Se puede hacer pruebas de maquillaje, y  todas las que necesites,  se puede corregir errores y saber qué es lo que queda mejor para el rostro.

Al momento de pensar en las pelucas, deben  investigar donde conseguir el mejor precio en relación a la calidad, las pelucas utilizadas para cosplay no son como cualquier peluca conseguida en un cotillón, son de un material conocido como kanekalon, una fibra superior que aguanta el calor y los lavados como si fuera cabello natural. Estas piezas de cabello de colores estridentes se pueden adquirir mediante compra online a negocios de Buenos Aires principalmente o si se tiene la posibilidad comprar de páginas como amazon o ebay.

Volviendo a la caracterización, el personaje  se destaca que si bien tiene que ser lo más parecido a la figura elegida, lo  importante es Tener  muy en cuenta a su personaje,  debe basarse todo el tiempo en él, si es uno con muy poco maquillaje o muy sencillo,o si  con una base estará bien , hay que representar lo mejor posible al  personaje y el  maquillaje puede ayudar bastante en ese tema.  Se Intenta que todo se vea lo más natural posible.

Este modo de entretenimiento lleva mucho tiempo para su  preparación, se  adecua a  la  rutina de cada uno, se  tiene que dedicar tiempo a cada uno de los personajes elegidos. Como en eventos mundiales, donde se ven personas de todas las edades, los chicos  llevan su pasión bien arraigada y demuestran que es algo que supera la adolescencia.

Por:  Molinas Yessenia Araceli

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *