Grooming: el nuevo método de captar a los niños

En la actualidad se ha presentado una nueva forma de atentar contra los menores de edad, aunque se confunde este término con el de corrupción de menores, por el cual ambos no son lo mismo.

Fotografía: Benitez Gregorchuk, Belén
Fotografía: Benitez Gregorchuk, Belén

El grooming, o mejor conocido como ciberacoso, es una serie de conductas en la cual un adulto mayor de 18 años crea perfiles falsos para establecer el contacto, empatía, acercamiento y una “relación cercana”, es decir hacer creer a un niño que son amigos. Esto constituye uno de los peligros existente en las redes sociales, la exposición de los menores a estas y la falta de atención por parte de los padres a las conductas y que pueden ocasionar: Secuestros, violaciones, trata de personas y hasta lo más grave que es el tráfico de órganos.

El “groomer”, como así se denomina a la persona que comete dicho delito, primeramente tiene como objetivo obtener fotos, vídeos y contenidos virtuales de carácter pornográfico e íntimo para luego concretar un encuentro sexual con el niño.

En Misiones se constataron casos en los que el adulto ha trabajado hasta seis meses para poder conseguirlo, e incluso en algunas ocasiones ha logrado consumar el acto sexual.

La Comisario Marylin Ozuna, Jefa del Departamento de Ciberacoso de la provincia, nos comentó acerca de las diferencias que existen entre corrupción de menores y grooming, con relación a la condena aplicable para cada uno. Debido a la confusión que se genera, la corrupción de menores es cuando un adulto utiliza su propio perfil de red social para hacer participar a los niños de actos sexuales (En Misiones un docente fue detenido por corrupción de menores y grooming), que pueden ser entre el pedófilo o con otros niños y así de esta manera generar videos o fotos para su propio disfrute. Por lo tanto, dependiendo de la gravedad de la causa, la pena aplicable es entre 10 a 15 años de prisión,  mientras que en  el caso del grooming es menor, siempre y cuando no se lleve a cabo el abuso.


Edición: Benitez Gregorchuk, Belén. Actores: Althaus, María y Chaparro, Diego. Producción: Barroso, Ruth 

El niño o joven no necesita contestar el mensaje enviado por esta persona para que sea considerado delito, con el simple hecho de ser enviado desde un perfil falso ya es considerado como tal.

Hoy en un mundo tan globalizado o hiper-conectado, las redes son efectivamente herramientas que favorecen a la comunicación. Podemos encontrar amigos, estar en contacto con familiares, conocer inclusive personas nuevas, pero esto no es motivo para confiar que uno está libre de riesgo y no conocer las amenazas que existen.

Autores: Althaus, María y Benitez Gregorchuk, Belén


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *