Cayó la producción ganadera

La escasez de agua y los pastos secos ocasionaron importantes perdidas en la producción de carne.

 

La falta de lluvias complica a la actividad ganadera actual y futura en Misiones. Actual porque no pueden alimentar al ganado. Y futura porque los bajos índices de preñez afecta a los nacimientos de terneros de los años siguientes. No se obtuvo buena cosecha para forraje. Bajó la producción de kilos de carne por hectárea. El productor tiene que vender su producto a un bajo precio, ocasionándole perdidas a corto y mediano plazo. Esto también impacta en los consumidores.

 

Vacas flacas y poca agua. El saldo negativo de este fenómeno climático.
Vacas flacas y poca agua. El saldo negativo de este fenómeno climático.

Hablamos con Dario Bruera. Productor, ingeniero agrónomo y presidente de la Asociación Ganadera de la localidad de Comandante Andresito. Se refirió al impacto de la sequía en la actividad. Comentó sobre las pérdidas económicas y productivas que ocasionó. Proyectó una posible consecuencia para los consumidores de carne. Y el futuro inmediato de los productores.

Dario Bruera – Presidente de la Asociación Ganadera Andresito (AGA)

 Impacto de la sequía en la ganadería  

Este fenómeno afecta no solo a la zona norte de Misiones, sino que también a toda la provincia y gran parte de la región. Complica a la actividad ganadera. Dario Bruera, explicó que “la sequía afecta en dos puntos a la ganadería: en un punto en la producción de pasto”. En otro punto  “la tasa de crecimiento de las pasturas decae muchísimo en las  condiciones de estrés hídrico que estamos viviendo”. Además, “cuando la sequía empieza a prolongarse demasiado empieza haber faltante de agua en las vertientes y los pozos de agua. Entonces falta el líquido vital para la producción”

También dijo que una de las características de la ganadería misionera es hacer forraje. Con maíz, pasto elefante y caña de azúcar. Estos se plantan en primavera, se ensilan en verano y se acumulan para el invierno siguiente cuando vienen las heladas y no hay producción de pasto. Con lo que está sucediendo “estos cultivos se ven muy afectados, entonces vemos comprometida la capacidad de hacer forraje”, expresó.

 

La producción ganadera en este período

“La producción ganadera es kilos de carne producidas por hectárea. Y durante la sequía la producción de kilos por hectáreas fue muy baja, fue nula, fue cero, es más fue negativa”.

También remarcó que “Los índices de preñez lo van a demostrar con la cosecha de ternero el año que viene. Si teníamos 70%, 65% el año que viene vamos a tener 30%.”

Y que el ganado no engordó lo suficiente porque no se pudo alimentar correctamente, “la producción de carne, que son los kilos que aumenta el ganado por hectárea, que normalmente tenemos 150 (kg), en ese periodo fue cero”.

 

Las malas ventas y el fisco

Al no tener buena producción los productores tampoco tienen buenas ventas. Realizan negocios forzados. Venden a precios bajos para cumplir con sus obligaciones con el fisco y sus propios trabajadores. Al respecto Bruera comentó: “cuando estamos en una situación crítica así, el productor tiene que salir a mal vender hacienda o hacen venta forzada, a valores muy por debajo del costo, para cumplir con sus obligaciones tributarias, obligaciones económicas que tienen frente al fisco”.

También manifestó que aún en tiempos difíciles el productor paga sus impuestos: “el productor agropecuario es gente muy honesta, tiene un orgullo de no deber, siempre paga. Entonces le preocupa a veces más deber un tributo y sale a hacer ventas forzadas para no estar debiendo”.

 

Consecuencias para el productor y los consumidores

El presidente de la AGA aseguró que el productor agropecuario vive de su producción. Ahora la producción es muy inferior. Las ventas se realizan a valores muy por debajo de los habituales del mercado. Se hacen para sobrevivir.

Esto, según el ingeniero agrónomo, va a repercutir no solo en la producción sino que también en el consumo: “va haber menos producción y eso va hacer que se sienta en los precios porque va haber menos oferta a futuro de ganado”.

 

Sobre las perdidas y lo que viene

Las pérdidas no se recuperan más. Lo que no se logró cosechar este año no se va a cosechar más. Se pueden volver a preñar los vientres que no se preñaron en primavera, pero no va ser la misma calidad que las preñeces tempranas”. Los terneros nacen en la época de invierno y tienen que alimentarse con pasturas de muy mala calidad.

“Vamos apostar si en el verano podemos hacer reserva forrajera. Si podemos levantar lo que hay. Desde la asociación ganadera estamos con nuestros dos equipos de silaje en orden para tratar de juntar lo poco que tengan los productores, para que guarden para el invierno”.

“Va a ser difícil pero nosotros los productores estamos acostumbrados. Hay años buenos y hay años malos. Este año fue bien complicado”

 

 

 

 


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *