Desafíos de educar en pandemia

La falta de conexión a internet, las condiciones de los dispositivos o la falta de ellos y el escaso vínculo pedagógico con los estudiantes son los principales desafíos que enfrentaron los docentes en la cuarentena.

Dar clases en la virtualidad obligó a los docentes a aprender a manipular nuevas herramientas tecnológicas, a redefinir y hacer una selección mínima de los contenidos, atender y contemplar las dificultades particulares de los alumnos respetando el tiempo y el proceso de cada uno con el fin de que los estudiantes se apropien de los conocimientos básicos y así lograr objetivos mínimos.

En el nivel secundario nocturno, a pesar de que los docentes intentaron comunicarse de forma privada, armando grupos de whatsapp, en muchos casos, los estudiantes no se comunicaron con los docentes “no nos cuentan por qué no asisten a clases o no participan preguntando, si tienen alguna dificultad o cómo les está yendo o qué dificultades tienen para conectarse” Cuenta Patricia Stefan, docente del Colegio del Carmen y Cens 176 –Centro educativo de nivel secundario-. Incluso al regreso de clases presenciales para este nivel los alumnos no se presentaron a clase “eso nos da una pauta de que muchos de esos alumnos han dejado ya el sistema” agrega Patricia.

El desafío también tiene que ver con las particularidades de cada familia, con la reorganización y el acompañamiento a los estudiantes, muchos padres siguieron trabajando en la etapa mas estricta de la cuarentena, esto implicó ver quien se quedaba y acompañaba al estudiante. “Hubo familias que se organizaron muy fácilmente y otras que hasta julio no encontraban la manera de organizarse, y esto pasó en todas las edades” señala la docente.

Los desafíos para los docentes en el contexto de escuelas rurales fueron aun mayores, los estudiantes no podían acceder a las clases virtuales por falta de conectividad, no contar con dispositivos como celulares y computadora agravó un poco más la situación. Camila Benítez, maestra de primer grado de la escuela 280 “El Porvenir”, señala que se los padres no sabían cómo acompañar a sus hijos en la enseñanza para eso “propusieron trabajar actividades donde se incluya a las familias; mandando videos explicativos y audios”.

A esto se le suma que en la mayoría de las familias son varios niños los que estudian y cuentan con 1 solo celular en la casa. En estas situaciones, al igual que la docente Camila Benitez, los docentes de la escuela rural N° 89 Batalla Naval de Fachinal acercaban los materiales de estudio a los estudiantes.“Una vez flexibilizada la cuarentena, llevaba los cuadernos, distribuidos desde de Nación, a los alumnos que no tenían conexión a internet o celular” cuenta Camila.

Los docentes coinciden en que, en este contexto, pasaron muchas horas frente a la computadora o el celular, trabajando permanentemente y muchas veces sin horarios, atendían las dudas y consultas de padres y alumnos que eran realizadas en cualquier horario, además de lo que significa no estar en contacto directo con los alumnos. “El no poder estar en el aula me produjo angustia porque siento que ese escenario que es el del aula es amplio y se encuentran los sujetos que van a aprender el contenido, eso se dio pero fue más difícil” comenta Camila.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *