Educar en pandemia: un complicado escenario

Los estudiantes misioneros resultaron ser los más perjudicados en este periodo de ASPO por Covid-19. Los profundos cambios trajeron un sinfín de dificultades en la educación. La falta de conectividad, problemas con los recursos tecnológicos y otras cuestiones se convirtieron en un freno para la educación en el 2020. 

EstudianteProblemático, así se podría definir el panorama que debieron enfrentar los estudiantes durante el 2020. Los estudiantes terciarios y universitarios que no pudieron adaptarse a las condiciones, decidieron posponer sus estudios hasta el momento de regresar a las clases presenciales.

Las historias de los inconvenientes vividos por muchos los inconvenientes vividos por muchos estudiantes se multiplican y alcanzan todos los niveles educativos. Los motivos son varios, desde problemas de conectividad hasta de un espacio físico adecuado; sumándole la rapidez de todos estos cambios, lo que le añadió un tinte de incertidumbre al curso del ciclo académico. 

¿Qué observaron los docentes?

El aspecto económico condicionó la continuidad de muchos alumnos. La falta de herramientas tecnológicas impactó de lleno en muchas familias. En algunos casos, padres e hijos debían compartir la misma computadora o el mismo celular para estudiar y trabajar. La situación se complicó en escuelas rurales, ya que la falta de acceso a la tecnología y conectividad se sumó a que algunos de los padres de los alumnos no sabían leer, por lo tanto no podían acompañar a sus hijos a la hora de estudiar.  La entrega de cuadernillos ayudó a paliar la problemática. 

Los docentes se enfrentaron a numerosos desafíos, debieron recurrir a su creatividad proponiendo nuevas actividades y formas de dar los contenidos. Su mayor preocupación fue el aprendizaje de sus alumnos. Delia Ester Moreira, directora de la escuela N° 89 Batalla Naval, comentó que implementaron la comunicación por grupos de WhatsApp y llamadas, porque era la única forma de comunicarse que había en la zona. Pese al esfuerzo de los esfuerzo de los docentes y la disposición de medios para la continuidad escolar, Moreira comentó que un 10% de los chicos del último año aún no habían terminado el ciclo lectivo hacia fin de año, ya que muchos no supieron organizarse al momento de estudiar y se atrasaron.

¿Qué dicen las autoridades sobre la posible deserción y los cambios?

Gisela Spasiuk, decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM, comentó que los alumnos que decidieron abandonar parcial o definitivamente sus estudios fueron en su mayoría de primer y segundo año. Sin embargo reconoció que aún no se sabe la cantidad exacta de bajas, esto se debe a que el ciclo lectivo 2020 en dicha facultad todavía no ha terminado. Con respecto al año académico, Spasiuk dijo que fue “atípico, no estábamos preparados para enfrentar no solo la pandemia sino las consecuencias”.

La decana destacó que “al principio del cambio hay resistencias”, pero que fueron muy necesarias para las modificaciones que eran indispensables para ampliar la oferta educativa de la facultad. “Hay cosas que llegaron para quedarse” aseguró, a la vez que adelantó la posibilidad de implementar un sistema mixto a través de las aulas móviles, producto de la experiencia adquirida. Señaló que los estudiantes ya están mejor preparados para afrontar la forma de estudiar en la bimodalidad, por lo que espera que aquellos estudiantes que ingresan en el ciclo 2021 puedan tener menos inconvenientes.

Infografía de los cambios realizados por la FHyCs durante la pandemia. Fotografías extraídas de la pág. web de la FHyCs.
Infografía de los cambios realizados por la FHyCs durante la pandemia.
Fotografías extraídas de la pág. web de la FHyCs.

Ramón Ramírez, Advisory de La Subsecretaría de Educación, también mencionó que muchos estudiantes apoyan la implementación de la “bimodalidad”. Además, sostuvo que están realizando proyectos para garantizar la continuidad de los estudiantes. “Ese es el mayor desafío que tenemos. Y para ello, lo que justamente se está haciendo, es pensar en los Centros de Revinculación o Centros de Apoyo Pedagógicos y Tecnológicos, que es un trabajo intersectorial entre la Subsecretaría de Educación, Ministerio de Educación, Escuela de Robótica, Concejo de Educación, los Espacios Makers y todas las Municipalidades”, afirmó Ramírez.

(Embeber infografía)

Implementación de los Centros de Apoyo  Pedagógicos y Tecnológicos

Finalizando la primer quincena de febrero de 2021, de los 77 municipios comprometidos a abrir dichos Centros, solamente Oberá inició las actividades. En este sentido, se dejan evidenciar ciertas negligencias en la organización e implementación de los Centros de Apoyo. En la entrevista realizada al coordinador de líneas de la subsecretaria Ramón Ramírez, indicó que los Centros se pondrían en funcionamiento a partir del 11 de enero.

Complicaciones de cumplimentación

Algunos docentes manifestaron su disconformidad ante la estrategia, debido a que las escuelas se mantienen sin actividades y equipamiento. Con este proyecto se equiparían otros espacios no escolares. Se ignora quienes conforman el equipo de asesores de los Centros, generando un mayor malestar entre los docentes que estuvieron trabajando durante todo el 2020.

Municipios que firmaron en aprobación de los centros pedagógicos
Municipios que firmaron la implementación de los Centros Pedagógicos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Redacción: Maidana, Florencia;

Podcast: Vicente, Gladys Elizabeth;

Video: De Abreu, Margarita;

Infografías: Sosa, Neris Daniel; Machado, Zelma Y.; Maidana, Florencia.

Fotografías: Sosa, Neris Daniel.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *