Biósfera Yabotí: el incendio produjo un desastre ecológico

El incendio que sufrió el patrimonio natural misionero significó un retroceso ecológico para la provincia de Misiones. También provocó una alteración en el ecosistema de vida de muchas especies, al igual que un daño económico para la provincia. 

captura-13-700x366

En noviembre de 2020 la Reserva Yabotí se vio fuertemente golpeada por un incendio de gran tamaño, que provocó la aniquilación de cientos de especies animales y vegetales. Según expresó el director de Servicios Ambientales del Ministerio de Ecología y especialista en Educación Ambiental, Iván Otiñano, la tragedia ecológica tiene una seria repercusión en la biodiversidad de la zona.

“Al quemarse un componente del ecosistema, como lo es el bosque nativo, se produce una desestructuración de ese ecosistema y su composición”, comentó Otiñano, quien también sostuvo que “al producirse un incendio, como el de la Biosfera Yabotí, todos los componentes se alteran”. El suelo de la biosfera alberga un ecosistema muy complejo, y sumamente importante para la funcionalidad de toda la biodiversidad. “Hay microorganismos, hongos, y otros componentes que están cumpliendo un rol importantísimo en los procesos ecosistémicos, y que se han visto muy golpeados con este desastre natural” contó el especialista.

El director de Servicios Ambientales por otra parte expresó que sería importante considerar, dentro del impacto que significó el incendio en la Biosfera  Yabotí, el después de ese incendio. “Cuando ocurren estos desastres naturales se disparan otros procesos de degradación, como los procesos erosivos” aseguró Otiñano. En la zona de pendiente, como la región afectada, donde el suelo está desnudo (a causa de la desaparición del componente vegetal por culpa del fuego), los procesos de degradación del suelo se suelen ver intensificados en las temporadas de lluvias, según comentó el especialista en educación ambiental, quien en este sentido también expuso que la lluvia arrastra el suelo, junto a las cenizas, hasta los arroyos, alterando las condiciones físico-químicas de los mismos. Esto afecta al ecosistema acuático y a la calidad del agua. 

“Todos los procesos deben seguir ocurriendo para que el medio ambiente siga funcionando de manera óptima”, aseguró Otiñano. 

“Otro impacto del incendio se ve en los servicios ecosistémicos, es decir, en los beneficios que nos generan a nosotros los ecosistemas, que a veces lo percibimos de manera consciente y otras de forma inconsciente; el secuestro del dióxido de carbono, la depuración del aire, y la intervención en el ciclo hidrológico son algunos de esos beneficios. Si alteramos ese equilibrio del ecosistema se nos vuelve a nosotros mismos; nos quedamos sin agua pura, se llena de atmósfera de CO2, se incrementa el efecto invernadero, etc. Tenemos que comenzar a ser más racionales y entender mejor este tipo de cuestiones” reflexionó el profesional.

Por otro lado, Otiñano sostuvo que el ecosistema misionero es muy resiliente, y que en el monitoreo por imágenes satelitales se puede ver una ráp141266706-kcaE--624x415@La Verdadida recuperación del ambiente. También expuso que las lluvias que llegaron a la provincia, después de una prolongada y sufrida etapa de sequía, jugaron un papel importante, no solo en el combate contra el fuego, sino también en esta recomposición. “Si el escenario de sequía se hubiera sostenido creo que sería importantísimo tratar de intervenir a través de un proceso de cicatrización o remediación, impulsado por nuestra intervención. Gracias a Dios esto no fue necesario” indicó el entrevistado.

Otiñano también hizo saber que la flora y fauna fue gravemente dañada, que si bien por parte del Ministerio de Ecología no hay una cuantificación precisa de la cantidad de animales y plantas perdidas, se estima que fueron muchas las especies afectadas. “Cuando ocurre un incendio, hay especies que tienen la posibilidad de movilizarse y migrar a otros puntos del territorio, y otras que no pueden hacerlo, por lo que hay grupos que son mucho más vulnerables a este tipo de fenómeno, como los anfibios. El incendio ocurrió en primavera, que es la etapa de reproducción de la mayoría de las especies, en particular las aves. Es por esto que la “nidificación” se vió muy afectad” refirió el experto.

“El paisaje también se degradó. Misiones vende su paisaje. La actividad turística se sostiene de la estética de nuestra provincia, de su recurso natural. Entonces si nosotros arruinamos este ecosistema, también arruinamos nuestra calidad de vida y nuestras posibilidades de desarrollo económico. Por donde se mire el incendio nos afectó a todos los misioneros” reflexionó Otiñano.

Fuente_ Economis.com.ar

Incendios Forestales

Somos alumnos de la carrera Comunicación Social, abordaremos la temática de Incendio en la Biósfera Yabotí.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *