¿Se puede estudiar y trabajar?

Muchos estudiantes resaltan que trabajar tiene sus pros y también sus contras: el problema de los horarios es el más recurrente. También existen diferencias entre Universidades Públicas y Privadas con respecto al tema.

Con el esfuerzo necesario, y con el riesgo de que el óptimo desempeño académico peligre, algunos estudiantes se atreven a trabajar y estudiar. Aunque esto les cueste tiempo y dedicación, y les canse.

Alrededor de la mitad de los estudiantes -en Posadas- que trabajan, reconocen que trabajar afecta a su vida universitaria. Y todos insisten en el tiempo, ya sea porque tienen menos franja horaria para estudiar, o por los horarios de cursadas.

Infografía 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay casos en los que trabajar es imprescindible: los estudiantes tienen que hacerlo para poder solventar sus gastos y de esa manera amortizar el impacto en el bolsillo de la casa. Y trabajar demanda tiempo, esfuerzo, energías. Carga la experiencia de la vida universitaria con obligaciones que escapan de lo académico. Exige desatender las tareas y demandas de cada cátedra, y/o menos tiempo de preparación para los exámenes. El estudiante necesita de todas sus ganas por continuar estudiando.

Infografía 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un aspecto positivo

El 46% de estudiantes encuestados trabaja en algo relacionado con su carrera universitaria. Este privilegio enriquece la experiencia, que permite oportunidades en el futuro. Sin embargo, demanda tiempo igual, y no es un privilegio que tienen todos los estudiantes. Además pueden consolidar lo aprendido en las aulas en la práctica misma.

tabajar y estudiar

Diferencias entre facultades Públicas y Privadas

Hay facultades
que tienen horarios que no permiten a los alumnos poder conseguir un trabajo que los ayude a tener una mejor economía. En cambio hay otras que presentan cursadas solo por la mañana o solo por la tarde, y así los alumnos pueden trabajar y a la vez mantenerse en la facultad, solventando sus necesidades básicas.

Esta es una diferencia que se aprecia entre Públicas y Privadas. A estudiantes de Universidades Privadas, cuando se les preguntó sobre por qué no estudiaban en Universidades Públicas,  argumentaron -entre otras respuestas- que las mismas no poseen horarios que faciliten la posibilidad de trabajar. Dato que cobra relevancia teniendo en cuenta que la mayoría de Facultades Privadas permite, con la disposición de sus horarios, dicha posibilidad.

Hernan Mariño

Maximiliano  Ortigoza


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *