Estudiar lejos de casa: de la familia a los amigos

Los jóvenes que inician una carrera universitaria enfrentan siempre nuevos desafíos. Pero para algunos de ellos, estos desafíos se complican cuando tienen que dejar su familia y su ciudad natal para trasladarse a vivir a otra ciudad, en este caso la ciudad de Posadas

Los alumnos que realizan carreras universitarias en la ciudad de Posadas, provienen a veces de poblaciones vecinas o emigran desde otras provincias en busca de la educación que necesitan o de la carrera específica que eligieron. Esto genera tener que adaptarse al hecho de ser estudiante universitario con todo lo que ello implica y la necesidad de acostumbrarse a una ciudad desconocida, con los desafíos propios de vivir lejos de casa: el encuentro con nuevas responsabilidades, experimentar la convivencia con el otro o manejarse solo sin la ayuda de los padres. Esta situación resulta conflictiva para algunos alumnos y a la vez se torna normal para otros.

A veces la aventura la emprenden solos, a veces con amigos que eligen la misma carrera o que simplemente concuerdan para aliviar algunos gastos que implican alojamiento, expensas, comida, entre otros. Lo cierto es que todos estos cambios de alguna forma se transforman en experiencias, ya que se viven otros tipos de libertades, así también responsabilidades y vivencias únicas que se desarrollan lejos de la mirada y la protección familiar.

Los estudiantes, sin otra elección, comienzan a aprender cuestiones que en la casa de los familiares están como naturalizadas, o bien, puede decirse que están resueltas. Pero lejos de ese hogar, se construyen nuevos lazos y crece la solidaridad cotidiana entre quienes comparten el mismo recorrido y llevan la misma rutina: “la universitaria”, pares con culturas y hábitos distintos, otros pensamientos, así también otras ideologías que ayudan a la formación y adaptación de esta nueva rutina. Si bien algunos estudiantes plantean la dificultad para relacionarse con otros grupos o formar nuevos amigos, no descartan la ayuda  y compresión que reciben por parte de sus compañeros a la hora de saciar la soledad o distraerse de las tareas designadas por cada universidad.

13499967_1109427202460655_251864425_o

Muchos jóvenes universitarios consideran que es una ventaja vivir con sus familiares principalmente por la comodidad que tienen, esa “comodidad” la ejemplifican con ropa limpia, comida lista a la hora del almuerzo y cena, y menos problemas económicos. En cambio, los que destacaron como desventaja remarcaron las distracciones con la que cuentan en el hogar, al ser tantos integrantes en la casa se les dificulta concentrarse o son ocupados para realizar “mandados”, también comentaron que la mayoría no cuentan con un espacio propio en donde puedan estar tranquilos y sin distracciones para realizar los trabajos o simplemente estudiar.

La dificultad a la hora de viajar a visitar a familias y amigos por cuestiones económicas, se vuelve un factor común entre los estudiantes provenientes de otras ciudades o provincias,  ya que deben ajustar los gastos para invertirlos en materiales que exige cada cátedra, o para solventar las necesidades básicas. Es por eso que aprovechan las veces que pueden viajar a sus casas y tratan de quedarse el mayor tiempo posible para compartir con sus seres queridos. Caso contrario a lo mencionado anteriormente, algunos universitarios cuentan con la posibilidad y los recursos para visitar a sus parientes y no se ven afectados en lo económico y al mismo tiempo aprovechan la visita para conseguir insumos y solventar las necesidades básicas de la próxima semana.

Durante esta travesía, los pares, o amigos cumplen un rol fundamental a la hora de acompañar y muchas veces contener a los propios compañeros que provienen de otras ciudades u otras provincias. Esta contención es sumamente importante, ya que al estar lejos de la familia a veces uno tiende a querer dejar todo lo construido y logrado para volver a su hogar y no pasar por ese sentimiento de soledad y nostalgia. En suma, estudiar lejos del hogar implica un desafío múltiple. Se trata de aprender a vivir solo, a desenvolverse por sí mismo, de organizar el tiempo, de administrar el dinero, de respetar a los demás; de ser amigable y solidario. La tarea claramente no es fácil, por eso es fundamental, en todo momento contar con apoyo de los pares y la familia.

Ontiveros Gloria

Sendoa Mirna


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *