Cáritas orienta a jóvenes en su lucha contra las adicciones

#CaritasPosadas
Cáritas Posadas

Divididas en 8 regiones que cubren gran parte de Argentina, las instituciones religiosas de Cáritas Diocesanas trabajan en conjunto para apoyar a las personas adictas a las drogas como el alcohol o la cocaína, a través de actividades comunitarias que incentivan a la persona a recobrar su rumbo en la vida.

Con el objetivo de ofrecer una respuesta eclesial y pastoral al desafío del consumo problemático de sustancias, la Comisión Nacional de Cáritas Argentina creó el Área de Abordaje Pastoral y Comunitario de las Adicciones (APyCA). Por su proximidad y cotidianidad con esta realidad, dolorosamente presente en las comunidades, la metodología de intervención estará centrada en la estrategia de los Centros Barriales, también conocidos como Hogares de Cristo que, desde hace varios años, funcionan en distintos puntos del país y son parte de la Pastoral Nacional sobre Adicciones y Droga-dependencia.

En esta oportunidad, hablaremos de la institución localizada en la ciudad de Posadas, Misiones. Esta es una de las tantas instituciones que ayudan a la gente a recobrar sus vidas que fueron atropelladas por las drogas. Bajo la tutela del padre Alberto Barros, muchísimos voluntarios y personas especializadas en trabajo social y demás, trabajan arduamente para orientar a esas personas que vienen, con o sin su familia, a buscar una solución, y más que nada una salida de las drogas. Si bien faltan instituciones de rehabilitación con internación en la provincia, Cáritas se encarga de ayudar en la parte más social de la persona adicta, ayudarle a poseer un mejor manejo de su entorno y poder sacarla de las adicciones.

Pudimos charlar con la trabajadora social Rocío Strupsceski, y el voluntario Danilo Ces, quienes nos contaron que la institución nació hace 5 años atrás, por la inquietud del padre al ver la realidad que pasaba la adolescencia. Todo esto lo llevó a querer combatir los diferentes tipos de adicciones, desde el cigarrillo, ludopatía, marihuana y cocaína.

Además, cuentan con la ley de salud mental donde se trata como una enfermedad, y a la persona que la padece se la debe tratar como tal, desde la adicción a una sola droga, como a la persona que tiene conductas repetitivas, por ejemplo el consumo de cigarrillo o alcohol. Muchas veces, las personas que consiguen vivir mejor saben que las adicciones no tienen cura, pero salen con un control sobre esto, y con ganas de ayudar a las demás personas.

Metodología

Existe el protocolo de atención que lo denominan escucha activa: suele ir un integrante de la familia, ya que el paciente no esta consciente de lo que le pasa, y ellos le permiten hablar y descomprimir la angustia del familiar. Desde ese preciso momento, empiezan a articular con otras instituciones como el Monoclínico Manantial, profesionales o grupos que funcionan dentro de Cáritas. Esto les permite poder derivarlos.

Muchas personas sólo quieren seguir hablando, pero la idea de ellos es que se atiendan con gente más profesional.Cuentan con la Red Municipal de Abordaje de las Adicciones, creada por Douset para nuclear a profesionales y no profesionales a interiorizarse en las instituciones que tratan a las personas en rehabilitación, donde asisten bomberos, sacerdotes, voluntarios, etc.

La idea es crear empatía, activar los sentidos y emociones para lograr una conexión con la persona y que ésta sienta que es escuchada y contenida, para que pueda dar el paso para cambiar su vida y tratarse contra las adicciones.

La adicción mas demandada a la hora de orientarse son varias, pero el alcohol, la marihuana y el cigarrillo son tres de las más presentes en los jóvenes.

“Tomar a la persona desde un punto de vista integral, donde a veces la familia o el entorno no ayuda, por ende, hay que contemplar lo social, cultural y religioso, eso lo ayuda y lo refuerza para salir adelante” dice el voluntario Danilo Ces.

Voluntariado

Los voluntarios permiten llegar a personas y lugares sin ayuda de los demás. Estos tienen el acceso a la gente más necesitada ya que adquieren características que, gracias a la empatía, la escucha y demás, logran poder entablar una charla con los chicos de los barrios. Aunque no tengan tiempo, siempre están dispuestos a dar una ayuda al que más necesita.

En conclusión, esta enorme tarea es posible gracias al compromiso cotidiano de más de 32.000 voluntarios y a la colaboración solidaria de toda la sociedad.

A través de ellos, Cáritas lleva adelante proyectos de promoción humana y micro emprendimientos productivos y de auto consumo, acompaña el abordaje pastoral y comunitario de las adicciones, brinda capacitación laboral, formación en ciudadanía y cuidados de la primera infancia, becas escolares y universitarias, talleres de alfabetización y apoyo escolar.

También acompaña tareas de prevención y atención de emergencias climáticas y trabaja con personas en situación de calle, junto a otras acciones de tipo asistencial, conforme a necesidades y lugares específicos.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/opyguadi/public_html/lab/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *